miércoles, 28 de marzo de 2007

Teoría del conocimiento público

Al igual que existe librecambio de bienes y servicios, países con acuerdos contractuales multilaterales o incluso naciones que comparten una moneda común, parece obvio que, según la teoría del conocimiento, el siguiente paso debería ser el librecambio de ideas entre países.
El gasto en I+D de gran parte de los gobiernos está por debajo del 2%. De hecho, en la mayoría este gasto es irrisorio o inexistente. Pues bien, si juntamos el gasto de todos los países, o por lo menos el de aquellos que quisieran adscribirse, está claro que será mayor que el de cada uno por separado. Es decir, si varios países unen sus esfuerzos en investigación, todos se podrían beneficiar de los descubrimientos que, por sí solos, jamás podrían haber gozado por falta de presupuesto.
Esta unión sería similar a una cooperativa, en el sentido de que no importa cuánto aporte cada uno, pues el beneficio es disfrutado por todos por igual. Aquí la pregunta es sencilla, ¿por qué yo, un país rico que invierto 100 en I+D voy a cooperar con otro pobre que sólo aporta 10?; la respuesta es obvia, porque juntos disfrutáis de 110. No es que cada uno disfrute de 55, sino que ambos gozan del 110 en su totalidad, ya que una idea, una vez producida, es un bien público, pues su disfrute por parte de un individuo no exhime al resto de poder disfrutarlo también.
De hecho, y puestos a especular, estos acuerdos podrían funcionar de la siguiente manera: dos países (A y B) tienen un acuerdo bilateral para la libre circulación de ideas. Si un tercer país (C)quiere realizar otro acuerdo bilateral similar con alguno de los dos primeros (por ejemplo, con A), estará obligado a realizar también librecambio con el otro país (es decir, con B). De este modo, la red de librecambio que se teje pronto cobra una magnitud más que interesante.
Otra posibilidad que plantea el librecambio de ideas sería la de las donaciones: en vez de ayudar a un país con una cantidad monetaria, ¿por qué no hacerlo con una cantidad de tecnología, ideas, etc? Muy probablemente estas últimas serán mejor utilizadas y distribuidas que la primera.
Y al igual que hablo de donaciones, también puedo hablar de subrogaciones. Imaginemos un país que debe una cantidad de deuda pública, pues una forma de pagar a sus deudores podría ser la de entregar una cantidad de patentes o ideas propias de dicho país para que ellos también puedan explotarlas.